Carreras por Montaña

Home Ponerte al día: último artículo técnico Muerte Súbita: “Un asunto más que vital”..

Muerte Súbita: “Un asunto más que vital”..

Recordatorio, y más datos de interés para el corredor de montaña

 

La muerte súbita cardíaca es una forma de muerte natural debida a causas cardíacas, inesperada en el tiempo y en su forma de presentación, que viene precedida por la pérdida brusca de conciencia dentro de, como máximo, la hora que sigue al inicio de los síntomas, en un individuo con una cardiopatía de base conocida o desconocida. Se han propuesto otros límites de tiempo de 2, 6 y 24 horas para circunstancias específicas como la muerte sin testigos. Hay que tener en cuenta que la muerte súbita cardíaca puede recuperarse mediante las maniobras de resucitación cardiopulmonar adecuada y, por tanto, puede ser recidivante.

Más del 50% de las muertes súbitas se debe a una de las manifestaciones más dramáticas de la cardiopatía isquémica, la fibrilación ventricular. Además, más del 80% de los casos de muerte súbita en adultos tiene un origen cardíaco. Puede sobrevenir por falta de ejercicio físico en personas con estilo de vida sedentario y/o antecedentes familiares de muerte súbita cardíaca. Pero también durante el desarrollo de actividades deportivas debido a cardiopatías congénitas o adquiridas del adulto o a un golpe precordial.

Tal como apunta el Dr. Fernando Dicenta Gisbert (Jefe del Servicio del Cardiología del Hospital Rey Don Jaime de Castellón), uno de los profesionales de la cardiología que mejor conoce el corazón de un deportista: La muerte súbita en deportes que esté implicada la carrera, es hasta 7 veces mayor que en otros deportes, así como también hay que decir que su porcentaje es mayor entre los hombres que en las mujeres.

Con cifras en la mano, se ha visto que a partir de los 35 años, las probabilidades de sufrir esta circunstancia, aumenta, con una proporción de 1 cada 18000 habitantes. En cambio, por debajo de esa edad, las probabilidades son de 1 cada 200.000 habitantes. Por tanto, es coherente pensar que a partir de los 35 años, someterse a una revisión profesional y rigurosa del aparato cardiovascular, es algo que debería hacerse al menos una vez al año”.

El Dr. Dicenta, también aclaraba que: “Normalmente las razones de muerte súbita en mayores de 35 años, se deben a arterosclerosis (depósitos de sustancias lipídicas en las paredes de las arterias), y la de los menores de 35 años a miocardiopatía hipertróficas (engrosamiento del miocardio, con frecuencia de una sola parte del corazón, que hace que tenga más dificultad para sacar sangre del mismo, forzándolo a trabajar más)”.

Por tanto, “Un chequeo pre – participación en carreras por montaña, podría ser decisivo a la ahora de prevenir que cualquier participante con una cardiopatía congénita o adquirida no debute con riesgo de muerte súbita”, añade este profesional de la cardiología.

En este sentido, os emplazamos a que echéis un vistazo en este artículo que publicamos ya hace bastante tiempo en el que se explicaba que una prueba de esfuerzo era una buena manera de chequearse, pero quizás, no suficiente.

Una prueba de esfuerzo, con el protocolo habitual de toma de tensión arterial en reposo y en ejercicio, así como un electrocardiograma antes de la prueba y en pleno es fuerzo, puede ser el principio de hacer las cosas bien hechas, aunque si todo esto no se complementa con una ecocardiografía, podemos dejarnos muy importante en el tintero. Sería lo mismo que saber que nuestro coche funciona bien porque nunca nos ha dado problemas, pero no porque sepamos que han revisado el motor, y sus piezas están todas en orden y hacer perfectamente su función.

Pensemos que además de ser el órgano más importante del cuerpo, el corazón de un corredor de montaña está sometido a constantes cambios estructurales, todo ello debido al intenso y continuo trabajo al que le sometemos (en la carreras por montaña existen sustancialmente, más cambios de ritmo que en carreras de asfalto). Este, al ser un músculo, “crece” a medida que lo ejercitamos, por lo que debemos asegurarnos que estos cambios se producen dentro de la normalidad, y que no están siendo un problema para que esté continúe haciendo normalmente su función.

En resumen, para correr más y durante más tiempo, “trucamos” a este órgano vital para que bombee más cantidad de sangre siendo fundamental saber si este proceso implica algún problema en su normal mecanismo de funcionamiento.

No hace falta que digamos, que desde CdM somos más que partidarios de invitar a los organizadores de carreras por montaña exigentes, que rehuyan de los pobres y convencionales certificados médicos, y que exijan como certificados de aptitud para correr una carrera por montaña, una ecocardiografía en regla, o en su defecto una prueba de esfuerzo. Esta circunstancia, hará mucho más segura la carrera, y podría evitar alguna que otra fatalidad.

 

 

 

Texto:  Dr. Fernando Dicenta Gisbert/Redacción CdM

Imágenes: cocolink.com.ar/diario medico/fernando dicenta/nolimit

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad Zona Actualidad

andorra_ut_miguel_heras-f_josep_massaguer__2-qpr
espacio
Imgenes_fin_de_semana_noviembre_2-qpr
espacio
ATS_trabuco_f_org-qpr

Localizar otros Corredores

Comunidad Online Unete Ya
Portal_blogs_CdM

Sobre corredor de montaña

www.corredordemontaña.com es la nueva web temática especializada en el mundo del correr por montaña en España, una actividad que practican cada día más personas en nuestro país. Leer más...

Campaña promoción CNCM

Si quieres opinar sobre CorredordeMontaña.com
envíanos un
e-mail